Dom. May 22nd, 2022

Quería darle una lección a sus hijos y ahora podría enfrentarse a una multa de hasta 30.000 euros por dejar sin internet a todo su pueblo.

Cada vez más padres se quejan por el tiempo que pasan sus hijos en internet. Ordenadores, móviles o tablets forman parte de su día a día. Muchos progenitores optan por limitar las horas que pasan sus hijos delante de las pantallas. Aunque su intención sea buena, en ocasiones no lo llevan a cabo de la mejor forma. Un padre de la región de Messanges, Francia, dejó sin internet a todo el pueblo.

El hombre decidió comprar un bloqueador de señal y así desconectarles internet en el intervalo de la medianoche hasta la madrugada, explica la Agencia Nacional de Frecuencias de Francia (ANFR). Este tipo de dispositivo interfiere entre las ondas de radio que utilizan los dispositivos móviles y las antenas de telecomunicaciones usan para comunicarse. El objetivo es que solo bloqueara la señal dentro de casa, pero el aparato era demasiado potente y dejó a todo el pueblo sin señal.

La ANFR detectó que la infraestructura de Internet de Messanges estaba sufriendo problemas gracias a la operadora de la zona. Esta empresa detectaba fallos que se repetían cada día en el mismo horario. A partir de medianoche comenzaba a fallar y el servicio se reanudaba a las 3 de la mañana. La broma le podría salir cara, el uso de este tipo de dispositivos está prohibido en Francia. Podría llegar a recibir multas de hasta 30.000 euros y pasar hasta 6 meses en la cárcel.

Fuente de la información: antena2.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies